4 errores clásicos que cometemos con nuestra lencería erótica

Incluso las amantes de estas prendas íntimas tienden a cometer estos tremendos fails. Pase, lea y aprenda.

Por Jessica Ramos Valenzuela

1-No combinar nuestra lencería

En realidad a veces por descuidadas o porque sentimos que tenemos muy poco tiempo, no combinamos bien nuestro calzón con el sostén. Y ok, es cierto, que es posible que sólo nosotras lo sepamos, pero creemos que eso es suficiente como para no descuidar tanto el look. Además, que uno nunca sabe cuándo puede salir un “imprevisto” en que algún otro sí pueda acceder a ver nuestra lencería.

2-No tomarla demasiado en cuenta

Hay mujeres que no se preocupan mucho por su lencería ni de tener un conjunto sensual a mano y la verdad es que uno nunca sabe cuándo será necesario tener por ahí ropa interior linda.

3-Secar la lencería al sol

Es falta, porque la destiñen, además que afectan las fibras elasticadas tanto de sostenes como de calzones. Siempre hay que secar estas prendas a la sombra y al revés. Jamás, hay que usar la secadora.

4-Echar a la lavar la ropa interior con otras prendas

Clásico si hacemos esto, nuestros sostenes se engancharán a otras prendas o la esponjita de los sostenes se saldrá. Por lo mismo, se puede usar la lavadora pero hay que lavar la lencería aparte, colocándolas en bolsitas especiales para el lavado. Es importante que el ciclo que programes el lavado sea en delicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *