10 reglas de la lencería erótica que debe saber todo vendedor

Repítelas como un mantra.

Por Jessica Ramos Valenzuela

1-No comprarás lencería en la calle

Es cierto, es súper barata, está a la mano y hasta puede ser linda, pero tal como reza el dicho, lo barato, a la larga, sale caro. ¿Por qué? De partida porque no te puedes probar las prendas, por lo que escoges al ojo, y el ojo a veces falla. Dos, porque el material del que está fabricado la o las prendas, tienden a ser de baja calidad y tres porque lo más probable es que el modelito puede que te dure una muy corta temporada, justamente porque no es de buena calidad.

2-No acumularás lencería en mal estado

Nosotras las mujeres son muy buenas para acumular y acumular calzones y sostenes desteñidos, rotos y en condiciones deplorables. Es más, tener un brassier cuyo fierrito se salió, entre nuestras pertenencias es todo un clásico femenino y lo peor es que lo usamos aunque nos clave y nos haga la vida imposible. Lo mejor que podemos hacer por nuestras vidas es renovar por completo nuestra lencería y botar a la basura aquellas prendas que claramente ya debiesen estar jubiladas hace tiempo, en algunos casos, hace años.

3-No compraremos lencería sin antes probarla

Aún cuando crees que sabes de memoria tu talla y aún cuando estés en lo correcto, lo mejor es probarte la lencería antes de comprarla, porque puede que por el modelo, te lleves una mal sorpresa. Hazle caso a la vendedora de la tienda, que siempre da sugerencias de talla. No hay nada peor que andar con un sostén demasiado grande para tu busto o peor demasiado pequeño, en ambos casos es un fail. Lo mismo, con la parte de abajo.

4-No comprarás lencería sin antes mirar el material

Las fibras sintéticas no son saludables, favorecen a las alergias y a las infecciones, son más baratas, es cierto, pero no nos hacen bien. Lo mejor para todo es el algodón porque se trata de un material noble que permite la correcta circulación del aire. Y ojo debe decir 100% algodón o al menos cercana al 100%.

5-No usarás colaless mañana tarde y noche

¿Por qué? Te preguntarás siendo que este es un modelo muy sexy y cómodo. Bueno, el colaless será todo eso, pero hay que agregar que propicia las infecciones urinarias, porque por su diseño, ayuda a que las bacterias del recto lleguen hasta la vagina, y eso no tiene nada pero nada de sexy. Nadie dice que no debes usarlos, pero no hay que hacerlo de manera diaria.

6-No te pondrás calzones húmedos

Ya sea porque no tuviste tiempo de secarlos después del lavado o por la razón que sea. Cuando haces esto, nuevamente aumentas las posibilidades de infecciones y hongos. Evítalo.

7-No exagerarás con el push up

Este modelito es la respuesta de todos los rezos de las con poco busto, pero cuando se trata de mujeres que cuentan con un busto mediano o grande, la verdad es que se ve demasiado.

8-No te comprarás breteles de silicona

Los hay por montones y son bien baratos, el problema es que estos no sostienen nada y en algunos casos, pueden hasta provocar un roce molesto y doloroso. Evítalos.

9-No lavarás tu lencería con el resto de tu ropa

Para que tus sostenes y calzones tengan una vida útil más larga, hay que lavarlos por separado y colocarlos en bolsitas especiales para que la lavadora no los aniquile.

10-No te quedarás en el blanco

Cuando se trata de lencería todo está permitido, puedes jugar con colores y diseños, no hay que ser tan plana y no salir del color blanco o beige. Hoy puedes encontrar lencería roja, verde, con brillos, etc. ¡Juégatela!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *